A dos días de la Fiesta del Choco de Redondela, unos consejos para pescarlos

¿Alguna vez habéis salido a pescar y habéis vuelto de vacío? Yo muchas, y sobre todo si se trata de pescar chocos. ¡Mira que es aburrido estar ahí, engañando al choco con los tironcitos de sedal! Te imaginas un montón de chocos negros caminando pesadamente por el fondo, y tu cebo moviéndose entre ellos, pero no hay forma humana de sacar uno. Y si tienes la suerte de que uno pique, levantas con tanta ansia que lo pierdes en la subida. Un día más de vacío, mientras otros se llevan unos cuantos ejemplares para cocinarlos con un arrocito.
Los chocos (también llamados sepia y jibia) son  moluscos cefalópodos que viven en fondos de arena y lodos con vegetación marina en zonas próximas a la costa. Aunque se pescan en toda Galicia, al fondo de la ría de Vigo, en los recovecos de la ensenada de San Simón, encuentran las mejores condiciones para su reproducción y desarrollo, por lo que los chocos de esta ría tienen mucha fama.
Merecida y creciente fama, pues la localidad de Redondela, llamada también “villa choqueira”, lleva 25 años exaltando en una fiesta gastronómica sus excelencias culinarias y trabajando incluso por un sello de calidad para el choco.
La Fiesta del Choco se celebra este fin de semana, y por eso la pertinencia de este post. Habrá decenas de puestos de venta donde el visitante podrá probarlo de múltiples maneras. Las más tradicionales son en empanada y con arroz, y siempre cocinado con su tinta. Ahora bien, la creatividad campa a sus anchas y se pueden encontrar imaginativas recetas. De hecho, para premiar tanta innovación se celebra un concurso de cocina.
De paseo por el recinto ferial hasta se podrá ver una exposición sobre aparejos que se usan en la pesca profesional, como las nasas y trasmallos, y técnicas tradicionales consistentes en emplear a las hembras para atraer a los machos y capturarlos.
Pescando chocos en la ensanada de San Simón, frente a la playa de Cabanas (Rande).
Incluso es posible que algún aficionado aprenda algo sobre la vida y costumbres del choco para mejorar sus capturas. Aclaro, no obstante, que, por ley, la pesca marítima de recreo sólo puede practicarse con aparejo de anzuelo, con mano o con caña.
Yo, por mi parte, he recogido algunos consejos en Internet (mi agradecimiento al foro de La Taberna del Puerto) que espero poner en práctica cualquier día de estos:
-No ir ni por la mañana ni por la tarde, sino por la noche.
-No llevar caña, sino usar varias poteras de cualquier tamaño, atadas a un tramo de cordel finito o nylon de 3 kg de ruptura, y liado en una plegadera grande (también llamada panera) en forma de H.
-No ir en barco, sino en un chinchorro con un pequeño motor fuera borda.
-Elegido el lugar, parar el motor y dejar la embarcación al pairo.
-Echar las poteras por la borda dejándolas bajar hasta cerca del fondo y manteniendo el sedal con la mano.
-[Aquí viene lo difícil]: el aparejo no puede estar estático, sino que hay que moverlo para excitar al choco, tirar de él hacia arriba la distancia de una braza y volver abajo, hacia arriba y abajo, así hasta que agarren. Cuando piquen, subir con cuidado.
-Para mejorar el poder atractivo de las poteras, se puede anzuelar en las puntas un gusano o un trocito de sardina.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 3 comentarios

  1. Avatar Mar dice:

    Oye Fer, que hay otro refrán que dice que obras son amores… y no buenas razones… ti xa sabes…
    Edurne, a ver si tenéis más suerte que nosotros en lo de las clases prácticas del “maestro pescador” orque mucha teoría pero poca (nada) práctica.
    Fer va contando por ahí que coge maragotas de no se cuantos kilos, lubinones de no se qué, doradas de no se qué másis… pero yo nunca he visto, ya no digamos probado, nada… ja,ja,ja!!! XD
    Un besazo atlántico para todos, chocos incluídos, por qué no?

  2. Avatar Edurne dice:

    Ricardo dice que necesitamos un buen maestro pescador, Fernando :))

  3. Avatar Fernando dice:

    Hola Ricardo, por Mar, llego hasta aquí o sea que creo que buen camino. Que frase salir a pescar e intertar pescar. El año pasado poco fuí a los chocos (nada) pero bueno, la potera fundamental. Estoy más en la “poetica” de la Dorada, que es pasar horas … y horas mirando los punteros de las cañas SIN PARAR, esperando el tirón “magico” a veces me sorprendo de lo rapido que pasa ese tiempo. Un saludo

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.