Arribada 2011: Martín Alonso Pinzón, héroe de Baiona

Ya hace 518 años que a este lado del Atlántico se conoció la existencia de otro continente. El 1 de marzo de 1493, Martín Alonso Pinzón, al mando de la carabela Pinta, tocó puerto tras su experiencia americana junto a Cristóbal Colón, y lo hizo en Baiona (Pontevedra), unos días antes de que el Almirante llegara a Lisboa.
No podía imaginar aquel hombre, cuyas dotes como navegante y carisma personal fueron decisivas para el Descubrimiento –igual que la razón de los celos de Colón, de sus desavenencias y de sus calumnias–, que su gesta iba a ser recordada (y reivindicada) cinco siglos después en una fiesta anual y que él mismo, con monumento y todo, sería homenajeado con coronas de flores, himnos y salvas de cañones.
Porque Baiona no sólo instituyó hace 16 años la Fiesta de la Arribada (de Interés Turístico Nacional desde 2010) para recordar su papel en la historia moderna como el primer puerto del Viejo Continente que supo de la existencia de un Nuevo Mundo, sino que aspira a que la Unesco la declare Patrimonio de la Humanidad por esta contribución histórica, junto a sus dos localidades hermanas, Palos de la Frontera (Huelva) y Santa Fe (Granada).
Por el momento, este fin de semana Baiona volverá al siglo XV. La Fiesta de la Arribada comenzará el sábado a las diez de la mañana con salvas de cañones de la fortaleza y el asentamiento de comerciantes y artesanos en el Real Mercado Medieval, en el casco antiguo, donde es posible comprar productos de artesanía y gastronómicos típicos, y degustar variedad de menús, tapas y postres.
 © Ricardo Grobas
El acto central de la fiesta es la representación teatral de la arribada (sábado, a las 20:00 horas y domingo, a las 18:00) en la playa de A Ribeira, donde se escenifica el desembarco de Martín Alonso Pinzón y la tripulación de la Pinta, su relato del Descubrimiento, y su presentación a las autoridades locales de indígenas y productos traídos como prueba de la existencia de otro mundo.
Si algo destaca de esta fiesta es el rigor histórico de todo su atrezo, y la variedad y cantidad de actos lúdicos que se suceden durante los dos días. En la playa de A Ribeira, dominada por la antigua fortaleza medieval, hay espectáculos de cetrería montada, torneos medievales y concursos de tiro al arco, y por las plazas del casco antiguo se reparten las actuaciones de músicos, juglares, bufones, malabaristas y magos y grupos teatrales.
El Real Mercado Medieval es un hervidero de gente ataviada para la ocasión, nobles, mercaderes, criadas y campesinos, disfrutando de los más  de doscientos cincuenta puestos callejeros atendidos por personas también vestidas de época, donde los manteles sólo son de tela, y la vajilla y la cubertería, de madera, barro o hierro. En todo el recinto no hay música ambiental ni carteles o pancartas que no tengan que ver con la fiesta; toda la decoración está en concordancia con la sociedad del siglo XV, y es posible alquilar trajes para mimetizarse con el entorno.
© Ricardo Grobas
Que nadie se engañe: la Fiesta de la Arribada es multitudinaria y los atascos pueden ser fenomenales. Por eso lo mejor es llegar temprano y pasar todo el día, sin riesgo de aburrimiento. Con vehículo propio, se recomienda aparcar en los alrededores y acceder al centro urbano a pie, pero también es posible llegar en barco desde Panxón (salidas cada hora).
Lo cierto es que la fiesta merece la pena. Además, todo parece indicar que la memoria de Martín Alonso Pinzón, que murió de sífilis y fue enterrado en el monasterio de La Rábida, está más viva que nunca y que los baioneses están dispuestos a reparar de alguna manera los agravios de la historia y los errores que han llegado hasta nuestros días.
Incluso si para ello es necesario exigir que se corrija el mapamundi que ilustra los pasaportes españoles para dejar constancia, de manera oficial, de que Baiona, y no Lisboa, fue el primer puerto al que arribaron, enfermos y extenuados, los hombres de la primera expedición a las Indias, aunque Colón se reservara el honor y la gloria de comunicar la noticia del Descubrimiento a los Reyes Católicos.

Post relacionados:
Relato de un hito histórico: la “Arribada del Descubrimiento”
Fiesta de la Arribada: Baiona vuelve al siglo XV
La Arribada 2010 en fotos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 2 comentarios

  1. Avatar Adrian dice:

    Arribada como cada ano, e algo especial para todos!

    Saudos.

  2. Avatar chus dice:

    Me gusta,que envidia, me gustaría tanto estar allí…

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.