Galicia desde el mar: razones para hacer turismo náutico

Barcos fondeados en Muros (A Coruña).
A veces el verano en Galicia puede parecer invierno, por lo que cuando uno decide hacer turismo náutico en Galicia es fácil que haya días en que lo más aconsejable sea no moverse del puerto. Habrá otros días en los que se echan cuatro horas de navegación para saltar de un lugar a otro; días en los que se duerme fondeado en una playa al resguardo del viento, y otros en los que necesariamente hay que atracar en pantalán para abastecerte de agua. Días de sol y playa que se hacen cortos, y días de lluvia que se entretienen con largas sobremesas y partidas de cartas… Días de excursiones alternativas, momentos para pasear por los pueblos, cenas en restaurantes…
En fin, que con la casa ambulante las posibilidades se multiplican, y a merced de la meteorología, también los cambios de planes son constantes. Lo más sensato es no hacerse una idea predeterminada de lo que va a ser el viaje, y dejarse llevar por las circunstancias. En esto consiste básicamente hacer turismo náutico.Si os animáis a conocer Galicia desde el mar, estos son algunos alicientes:
O Pindo, pequeño pueblo en las faldas del mítico Monte Pindo, en A Costa da Morte.
– Favorece unas intensas vacaciones en familia. Es decir, se convive y se comparte infinitamente más que en un apartamento en la playa, donde cada uno entra y sale cuando quiere, y aumenta la colaboración entre los miembros de la familia, pues se dan ocasiones en los que la cooperación es fundamental para salir airoso.
– Si se realiza en velero, las travesías combinan el deporte de la vela con el placer de la navegación y la contemplación de los bellos paisajes de la costa gallega y de sus rías. Navegar y fondear en aguas del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia (archipiélagos de Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada), por ejemplo, es un auténtico lujo.
Playa de Triñanes (Boiro, A Coruña).
– Es una fórmula de vacaciones para toda la familia, que permite relajarse en el propio barco, bañarse en el mar y tomar el sol, practicar deportes como el submarinismo o el windsurf, realizar excursiones por tierra y disfrutar de la oferta cultural y de ocio de pueblos marineros llenos de encanto.
– Se disfruta de enclaves que de otra forma nos pasarían desapercibidos, que solo conocen los lugareños o son de imposible acceso. Por la especial orografía de la costa gallega, las exploraciones en neumáticas, por ejemplo, son impagables.
– Desde Baiona a Ribadeo, los puertos deportivos gallegos están muy bien equipados y abrigados. A escasa distancia unos de otros, además de poder llenar los tanques de agua y cargar baterías, en algunos incluso es posible hacer la colada.
Velero en Monte Louro, en la boca de la ría de Muros e Noia.
– ¿Estamos bien en un lugar? Pues nos quedamos un día más porque, salvo la climatología, nada condiciona tus vacaciones. Te mueves si lo deseas y cuando lo deseas y las decisiones las vas tomando a cada instante.
– En cuanto al coste, todo es relativo. Quienes no posean embarcación propia y todavía puedan permitirse salir de vacaciones siempre podrán valorar las múltiples posibilidades del charter náutico en Galicia y comparar sus precios con los de otras formas de turismo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 0 comentarios

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.