Galicia: escenarios de película

¿Quién no se ha preguntado nunca, viendo una película, donde estarán esa playa o  esos prados o en qué ciudad se habrá rodado? Sabed que cada vez con más frecuencia la respuesta está en Galicia.
Hasta los años 90 el número de películas rodadas en Galicia era más bien pequeño y, fundamentalmente, por directores autóctonos, pero a partir del año 2000  hubo un boom de localizaciones gallegas en la industria cinematográfica española.
Escenarios naturales y urbanos, industriales y monumentales, pero también edificios históricos han servido de plató a renombrados directores y conocidas películas de los últimos años. Sobre las más de 200 películas rodadas en Galicia desde 1916 podéis obtener una completa información en Rodado en Galicia.
Lo que sigue a continuación es una muestra de algunos de los más de cincuenta largometrajes que se filmaron, total o parcialmente en Galicia, en la primera década del siglo XXI, y de las localizaciones y escenarios que los hicieron posibles.
Espacios naturales
Pradolongo (2008), de Ignacio Vilar.
  • El director Paco Plaza eligió los montes de A Fonsagrada y Sarria para ambientar  Romasanta (2004). La película cuenta una leyenda gallega: la de Manuel Blanco Romasanta, conocido como el “hombre lobo de Allariz”, al que en 1850 la judicatura absolvió de sus horrendos crímenes por aducir licantropía.
  • Alejandro Amenábar también estableció en Galicia el plató del rodaje de Mar Adentro (2004), basada en la historial real de Ramón Sampedro, el tetrapléjico gallego al que se le negó judicialmente el derecho a morir y murió asistido por un grupo de amigos. La playa de As Furnas de Porto do Son, en la ría de Muros, donde se produjo el fatal accidente de Sampedro, protagoniza algunas de las escenas más bellas y memorables de esta película protagonizada por Javier Bardem.
  • Pradolongo (2008), del cineasta gallego Ignacio Vilar, nos reconcilió con la naturaleza y la forma de vida del rural gallego, a través de una historia de amistad e iniciación rodada en varios municipios de la comarca de Valdeorras: Petín, A Rúa, A Veiga, O Barco, Carballeda y Vilamartín.
Ciudades
Los lunes al sol (2002), de Fernando León de Aranoa.
  • En un entorno urbano de declive social, ambientado en el barrio marinero de Bouzas, en Vigo, se desarrolla Lena (2001). Su director, Gonzalo Tapia, eligió Vigo y no Avilés, su ciudad natal, seducido, precisamente, por “la pujanza de la industria audiovisual en Galicia”.
  • En Los lunes al sol (2002), Fernando León de Aranoa retrata el ambiente deprimido de un barrio obrero de Vigo para reflejar la decadencia de una ciudad portuaria en la que la crisis de la industria naval conduce a la precariedad laboral y al desarraigo a sus protagonistas. La estampa de Vigo más reconocible es la que se obtiene desde la ría, a bordo del barco de pasaje en el que conversan sus dos protagonistas, Luis Tosar y Javier Bardem.
  • Santiago de Compostela es fácilmente reconocible en cada una de las escenas del thriller Trece campanadas (2002), versión cinematográfica de la novela de Suso de Toro, que dirigió el gallego Xavier Villaverde. La película nos lleva por la plazas de O Toural y de Cervantes, la rúa Nova, el Centro Galego de Arte Contemporáneo, la iglesia de San Agustín o el Hospital Xeral.
  • En 2005 llegó Heroína, de Gerardo Herrero, una historia con el telón de fondo del narcotráfico de los capos gallegos en los años 80, rodada en Pontevedra, Vigo, Vilanova de Arousa, Tui y Santa María de Oia. En ella se reconocen exteriores como la Audiencia Provincial, el Pazo Baión, la Diputación Provincial, o el propio puerto de Vigo.
  • Ourense protagonizó Los girasoles ciegos (2008), ambientada en la posguerra española. Su director, José Luis Cuerda, decidió que el urbanismo del centro histórico de Ourense no ha sufrido grandes cambios desde los años 40, por lo que trasladó el escenario de la novela original, que era Madrid, y por cuarta vez en su carrera como director apostó por Galicia para un rodaje. En esta ocasión, para contar el drama de un hombre que para evitar la represión franquista vive escondido en un hueco en el dormitorio de su casa.
Arquitectura
Hotel Danubio (2003), de Antonio Giménez Rico.
  • Los interiores de Divertimento (2000), de José García Hernández, fueron rodados íntegramente en el  teatro Jofre de Ferrol, una de las joyas de la arquitectura gallega del XIX. Ubicado en el céntrico barrio de A Madalena, destaca por su impecable acústica y su decoración clasicista.
  • Gran parte de la trama de Hotel Danubio (2003), de Antonio Giménez Rico, se desarrolla en ese hotel imaginario cuya fachada es el balneario de Caldelas de Tui. Cuenta con escenas de ambiente nocturno rodadas en el Teatro Principal y en la Sala Yago de Santiago de Compostela. En este melodrama ambientado en los años 50, entre un escritor fracasado y una cantante de revista musical,  aparecen también los acantilados de la costa de Ortegal.
  • Varias escenas de La promesa (2004), del cineasta coruñés Héctor Carré se rodaron en los pazos de Torrecedeira (Santiago) y de Cotón (Negreira). Asimismo, se filmaron parajes de los montes de San Andrés de Teixido, Cariño y la propia ciudad de Santiago.
  • El menor de los males (2007). El pazo de Ponte Maceira es el escenario donde se rodó íntegramente esta película del salmantino Antonio Hernández. Está ubicado entre las localidades de Negreira y Bertamiráns, a las afueras de Santiago de Compostela, en un idílico paraje a orillas del río Tambre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 0 comentarios

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.