Parque Natural de Corrubedo. Dunas y lagunas

Publicado en “Turgalicia. Revista para descubrir Galicia”. Núm. 6. Diciembre 2006-Marzo 2007

Península de O Barbanza (A Coruña). Vértice occidental. Entre las rías de Arousa y de Muros y Noia. Playas, dunas vegetadas, dunas móviles, lagunas, marismas y pinares conforman un espacio natural en el que sobresale el perfil de una gran duna móvil. Estamos en el Complejo dunar de Corrubedo y Lagunas de Carregal y Vixán, declarado Parque Natural el 5 de junio de 1992, un lugar único en la costa gallega.
Caminar por aquí es, literalmente, un regalo para los sentidos. Con el murmullo lejano del mar al otro lado del escenario de dunas vegetadas que nos rodea, nuestros pasos se detienen cada poco a contemplar unos diminutos pájaros que vuelan a ras de las dunas y se esconden entre sus plantas. Libélulas y mariposas se mueven al compás. Alguna planta desprende un olor desconocido que impregna el aire y, si nos detenemos, el silencio nos trae sonidos de quién sabe qué clase de insecto.
Tres itinerarios señalizados ofrecen la mejor opción para conocer las peculiaridades de este lugar. Para empezar, las lagunas presentan distinto aspecto según el estado de la marea. Es decir, que con marea alta la laguna de Carregal, por ejemplo, se extiende hasta las inmediaciones de la gran duna o duna móvil, en el Norte del Parque. El sendero por llanuras arenosas al borde de la marisma se acorta, pues, inundado por la laguna salobre, que alimentan los ríos Longo, Sirves, Sanchanás, el regato de A Cidade y el canal “Río del Mar”.
En medio de un vasto paraje de dunas vegetadas, buscamos el camino de regreso por la playa. En el sistema dunar sólo es posible caminar por senderos definidos y pasarelas –introducirse indiscriminadamente por las dunas causaría un enorme daño a un ecosistema particularmente sensible–. Cruzamos la ancha y alta franja de dunas vegetadas que nos separa del mar por uno de estos senderos y topamos con el Atlántico. Rompe con fuerza en la playa de O Vilar y desposita en ella, junto a restos de todo tipo, pequeñas y finísimas conchas, de inusuales color y tacto, tentación irreprimible de los amantes de talismanes.
Es otoño, con temperatura de verano. Varias personas aprovechan la tarde para caminar descalzas por la arena con el pantalón remangado, pero no vemos a los surfistas que han llegado por la mañana. Un poco más allá, al final de la playa de O Vilar, separada por una roca, está la playa nudista.
Desde este punto del arenal, el camino a la Casa da Costa (Centro de Recepción de Visitantes) y al Centro de Interpretación del Ecosistema Litoral de Galicia es una pasarela de madera. Este denominado “Sendero de las Pasarelas” preserva del impacto de los caminantes una parte del sistema dunar constituida por dunas fijas y cordones de dunas activas vegetadas y no vegetadas, donde viven especies de flora endémicas, raras o amenazadas, muy sensibles.
Abandonamos el pinar surcado de senderos por el que se extiende un área recreativa y donde se encuentran los edificios del Parque y una cafetería, y nos desplazarnos en dirección a Corrubedo para visitar la duna móvil, emblema del Parque, bajo cuya arena las leyendas cuentan que está sepultada la mítica ciudad de Valverde.
Una pasarela de madera conduce desde el mismo aparcamiento hasta la falda de la gran duna. Una informadora se acerca a los visitantes y advierte de la prohibición de subir a ella. Retirada la antigua pasarela sobre la duna –por afectar negativamente a su dinámica natural–, el Parque prevé alargar hasta la playa de A Ladeira, rodeando la duna, el actual pasillo, e instalar un mirador desde el que el visitante pueda hacerse idea de la estructura y disposición de la gran duna.
Frente a ella, otro empleado del Parque vela por el respeto a la duna. Parece increíble que alguien pueda desdeñar su importancia geológica y ambiental, pero en pleno verano es necesario situar, en distintos puntos, hasta cinco personas para impedir el brutal ataque al patrimonio natural que supone la gracia de trepar por la duna y rodar por ella.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 2 comentarios

  1. Avatar Edurne dice:

    Albatros, gracias por tu comentario y tus sugerencias. Tengo referencias de ese Parque que, por cierto, es el único de Galicia reconocido con la marca “Q” de Calidad Turística Española por su modelo de gestión, y estoy deseando conocerlo.
    Un saludo.

  2. Avatar albatros dice:

    Interesantes los datos que aportas de este parque coruñés.
    Me gustaría mencionar uno de gran valor natural e histórico que posee Galicia: el Parque Natural de la Serra do Xurés, en la provincia de Ourense.
    Tengo la suerte de poder disfrutar todos los años del entorno del Parque Natural de la Serra do Xurés. Y realmente es una zona muy interesante y atractiva.
    Sus lugares, algunos de ellos de orígenes megalíticos. Sus gentes son muy hospitalarias y hacen que tu estancia sea muy agradable. Es sin duda un lugar muy recomendable para visitar. Y como ejemplo ilustrativo recomiendo visitar la aldea de A Cela en el Concello de Lobios. Es uno de los lugares más bonitos de la zona desde donde se puede ver también parte del embalse de Lindoso. Sl2

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.