Ruta en barco por la ría de Arousa

El rasgo más característico de la ría de Arousa es la cantidad de islotes y piedras que la salpican y sus extensas zonas de bajos, razón por la que la navegación encierra cierta peligrosidad. Por tanto, la primera advertencia que hacer a cualquier navegante es que en estas aguas es imprescindible ver la carta y usar el GPS.
Islote de Noro y piedras frente a la isla de Sálvora.

Navegar por esta ría, la más ancha de las Rías Baixas, que marca el límite entre las provincias de Pontevedra y A Coruña, lleva a descubrir las amplias ensenadas donde se asientan sus pueblos, franqueados por los grandes polígonos de bateas que la han convertido en la principal productora de mejillón de Galicia (segunda mayor productora del mundo, después de China).

Al Sur, provincia de Pontevedra, se sitúan Cambados, centro histórico y capital del vino albariño; O Grove, localidad pesquera conocida como la capital del marisco; la isla de A Toxa, destino termal y exclusivo enclave residencial; y las localidades de A Illa de Arousa, Vilanova de Arousa y Vilagarcía de Arousa, aspirante a octava ciudad de Galicia por número de habitantes. Al Norte, provincia de A Coruña, Rianxo, cuna del padre del nacionalismo gallego, el escritor y dibujante Alfonso Rodríguez Castelao; y los municipios de Boiro, A Pobra do Caramiñal y Santa Uxía de Ribeira.
Faro de la isla de Sálvora.

Como colofón, la ría de Arousa cuenta con dos enclaves que pertenecen al Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia: los archipiélagos de Cortegada (al fondo) y de Sálvora (a la entrada). Por si faltaba algún aliciente para surcar estas aguas, en ambos se puede fondear y desembarcar, aunque con autorización del Parque y en lugares restringidos. La historia y las leyendas se entrecruzan en estos parajes prácticamente vírgenes.

La isla de Sálvora y todos los islotes que la rodean son el paradigma de ese paisaje pétreo que surge del fondo del mar tan incierto como un iceberg. Hacia el interior, frente a la localidad de Ribeira, Illa Rúa es otro islote de bolos con un pequeño faro. Por ahí discurre el canal principal de la ría de Arousa.
En la costa Sur, el frente marítimo de O Grove, Cambados y A Illa está salpicado de piedras y arrecifes rocosos. Si a esto sumamos el obstáculo que también representan las bateas de cría de mejillones se entiende por qué siempre se subrayó la pericia y audacia de los pilotos de lanchas rápidas dedicados a actividades ilícitas en la zona en décadas pasadas.
Sin embargo, con los cinco sentidos alerta y sin perder de vista el GPS merece la pena desviarse del canal principal porque esa costa esconde un lugar sorprendente: el islote Xidoiro Areoso.
Xidoiro Areoso.

Con marea alta, es igual que una duna bañada por el mar, un montoncito de arena, y con marea baja aparece rodeado de enormes piedras redondeadas entre las que se forman pequeñas calas. El Areoso es muy frecuentado por los vecinos y turistas de A Illa, y sobre todo por grupos de jóvenes amantes de las carreras de motos de agua y de lanchas, por lo que solo es idílico en apariencia.

Rumbo a Vilagarcía, al fondo de la ría, la ruta en barco nos permite contemplar en A Illa de Arousa, la playa de Area de Secada (Bandera Azul 2011), ideal para resguardarse cuando sopla el Norte, y el faro de Punta Cabalo, hoy convertido en un restaurante.
Faro de Punta Cabalo, en A Illa de Arousa.

Las nortadas son precisamente el principal enemigo del fondeo en la isla de Cortegada, pero durante el verano hay visitas guiadas desde el cercano puerto de Carril, por lo que una buena opción es dejar el barco en la Marina de Vilagarcía y dirigirse a pie a Carril.

Arousa Norte
Dejando atrás Cortegada, y costeando en sentido contrario a las agujas del reloj, saltamos a la comarca de O Barbanza, en la provincia de A Coruña. Rianxo es parada obligada para conocer un pueblo pesquero que honra por igual a sus tres ilustres hijos, los escritores Alfonso Castelao, Rafael Dieste y Manoel Antonio. Y las resguardadas playas de Tanxil (Bandera Azul 2011) y de Quenxo, dos buenas opciones para pasar el día.
Playa de Quenxo (Rianxo, A Coruña).

En la siguiente ensenada, oculto tras Punta do Chazo, está Boiro, un pueblo con excelentes y laureadas playas (Barraña, Carragueiros, A Retorta…, Banderas Azules 2011) y numerosos y pequeños puertos, desembarcaderos o dársenas (Escarabote, Esteiro, Cabo de Cruz…) que testimonian la importancia de su actividad pesquera, acuícola y conservera.

En Escarabote, además, se acaba de construir un nuevo puerto deportivo, dato importante si se tiene en cuenta que en verano todos los puertos de esta ría están a tope.
Al lado de Boiro, el ambiente en A Pobra do Caramiñal despierta por la mañana temprano en los aledaños del Mercado y de la Alameda y dura hasta la noche en las terrazas del casco histórico. Y, más hacia afuera, Ribeira, otra localidad que bulle de turistas en verano, es ideal para hacer escapadas diurnas.Parajes tan excepcionales como el Xidoiro Areoso o los que pueden encontrarse en A Illa de Arousa (Parque Natural de Carreirón) y Sálvora están a pocas millas, por lo que el Club Náutico Deportivo de Ribeira (Bandera Azul 2011) bien puede convertirse en nuestro puerto base durante unos cuantos días.
Esta es mi propuesta. ¿Y tú? ¿Puedes recomendar algún lugar especial en la ría de Arousa?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 1 comentario

  1. […] Isla de Sálvora, la más desconocida y misteriosa de las Islas Atlánticas de Galicia Ruta en barco por la ría de Arousa […]

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.