Ruta por los monasterios de A Ribeira Sacra do Sil

Parador de Turismo Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil.
A Ribeira Sacra abarca, en realidad, dos riberas sacras, la del río Miño y la de su afluente, el Sil, frontera natural entre Lugo y Ourense, y a ella pertenecen veinte municipios de las dos provincias.
Es una zona dominada por profundos valles fluviales dedicados al cultivo de la vidy por bosques autóctonos, con la particularidad y este es el motivo por el que se le llama sacra, de que en el entorno de las riberas de ambos ríos se concentra una gran cantidad de monasterios, iglesias y conventos.
Mapa de los municipios de A Ribeira Sacra y localización de los monasterios de A Ribeira Sacra do Sil. © Nerea Otazo.

A Ribeira Sacra do Sil es la más conocida. En el margen ourensano del río Sil se enclavan hasta seis monasterios. Uno de los más relevantes es el de Santo Estevo de Ribas de Sil (Nogueira de Ramuín), convertido en un magnífico establecimiento de Paradores de Turismo. Enclavado en un precioso bosque de castaños centenarios, destaca por sus tres claustros de estilos diferentes (románico, gótico y renacentista).

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil.
Muy cerca están los de Santa Cristina de Ribas de Sil (municipio de Parada de Sil) y San Pedro de Rocas (Esgos), ambos ocultos en medio de bosques casi impenetrables. Y en contraste con esta ubicación en plena naturaleza, en los núcleos urbanos se encuentran los monasterios de Xunqueira de Espadañedo, de Montederramo y de Monforte de Lemos.
La verdad es que no tienen nada que ver unos con otros, y no solo por el enclave. El de Xunqueira de Espadañedo destaca por su iglesia románica y su claustro renacentista, pero la adaptación realizada para albergar algunas oficinas y servicios municipales le restan encanto. Por su parte, el conjunto que forma el monasterio de San Vicente do Pino de Monforte de Lemos con el Palacio de los Condes de Lemos se convirtió en 2003 en el primer Parador de Turismo de A Ribeira Sacra.

La peor impresión la ofrece el monasterio de Montederramo, gran ejemplo de la especulación y la dispersión del patrimonio religioso que supuso la desamortización de Mendizábal: está repartido en distintas viviendas –algunas más bien con aspecto de infraviviendas– y los propietarios que se han ido sucediendo han obrado como mejor les ha parecido en su trozo de fachada.
Sillería del coro de la iglesia de Santa María de Montederramo.
Se salva, sin embargo, su iglesia. Está considerada la joya renacentista de Galicia y guarda grandes tesoros, como su valiosísimo retablo de madera de castaño policromada y su impresionante sillería tallada en madera y recién restaurada.
Lo más llamativo, casi mágico, de esta ruta de los monasterios de A Ribeira Sacra do Sil son los espesos y silenciosos bosques de castaños que dan cobijo a los de Santa Cristina de Ribas de Sil y de San Pedro de Rocas.
El monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil es una discreta construcción románica que sirvió de refugio de las invasiones árabes y vikingas. El de San Pedro de Rocas, con su campanario construido sobre las rocas, está envuelto del halo misterioso de sus tumbas antropomorfas y sus capillas excavadas en las rocas en el siglo VI.
Campanario característico del monasterio de San Pedro de Rocas.
Además, la ruta merece la pena porque discurre por una impresionante obra de la naturaleza: los Cañones del Sil. En sus empinadas laderas se cultivan dispuestos en bancales o terrazas los viñedos de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, aunque en determinados puntos lo que dominan son sus altas y escarpadas paredes rocosas.
Aunque tan fascinante paisaje se puede contemplar desde varios miradores, la experiencia de un paseo en catamarán o –más emocionante todavía– en canoa es inigualable, con salida y llegada en el embalse de Santo Estevo, en el municipio de Ribas de Sil.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 4 comentarios

  1. […] “Los Monasterios”, valles fluviales y bosques autóctonos […]

  2. Rutas a pie - Casa Molino de Agua dice:

    […] “Los Monasterios”, valles fluviales y bosques autóctonos […]

  3. maria dice:

    En esta zona es muy bonita la ruta por pasarelas de madera sobre el rio mao, muy recomendable

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.