Un mundo de sensaciones

Fotos: H. Louxo/Talaso A./B. Guitiriz

Publicado en “Viajar y disfrutar por las Rías Baixas. Anuario Turístico 2008”.

 
Una amplia y variada oferta termolúdica invade la provincia Pontevedra ante las cada vez más demandadas “vacaciones de salud”, una forma de ocio y descanso en la que lo importante es el cuidado y el bienestar del cuerpo.
Establecimientos balnearios, hoteles SPA (Salud por Agua) y centros de talasoterapia disponen de las más modernas instalaciones para procurar el descanso y la relajación que buscan los usuarios. Espacios diáfanos, con mucha luz natural, acogen piscinas y jacuzzis de agua termal o marina con cascadas de agua, cuellos de cisne, asientos y camas de hidromasaje y de burbujas, contracorrientes, saunas secas, hamman… Con mayor o menor superficie de agua, prácticamente todos los establecimientos termolúdicos y balnearios existentes en la provincia cuentan con estos espacios.

El ambiente, relajado y silencioso, invita tanto a un recorrido por la piscina y por las saunas como a un rato de descanso en una hamaca al borde de la piscina. Tanto a disfrutar en familia de las distintas sensaciones que produce el agua, del hidromasaje en distintas partes del cuerpo y del contraste de temperatura en distintos vasos, como al abandono individual a las aplicaciones terapéuticas del agua.

La propuesta lúdica y reparadora de estos clubes termales no es exclusiva para alojados en el establecimiento, sino que está abierta a todo el público, lo que ha influido en su popularización y en el hecho de que, cada vez más, sea una alternativa de ocio de fin de semana tanto para familias como para jóvenes y mayores.
Ocurre lo mismo con quienes persiguen mayores cotas de bienestar corporal y se someten a tratamientos de belleza, antiestrés o descanso específicos. Gracias a la confección de programas de distinta duración, los precios resultan asequibles.
En este ámbito, el usuario se topa con una oferta desbordante de tratamientos, masajes y aplicaciones de agua, lodos, algas, aceites esenciales y cremas que buscan liberar tensiones, relajar el cuerpo y tonificar y embellecer la piel, y que tienen denominaciones específicas.
Así, los programas antiestrés y de descanso suelen combinar distintos tipos de baños, aplicaciones de chorros, masajes y sesiones de relajación colectivas, mientras que los de belleza atienden tanto a la cara como al cuerpo, a base de peelings, envolvimientos de algas y limos y baños termales.
Los hay también de adelgazamiento, en torno a la nutrición y al cuidado de la silueta, que añaden técnicas y masajes corporales reductores y sesiones de ejercicios activos en piscina; reumatológicos, que combinan baños y chorros con aplicación de barros o parafangos y sesiones de fisioterapia, y programas antitabaco, a base de inhalaciones, baños y masajes. Todos ellos, por ejemplo, en el Balneario de Mondariz y el Hotel Talaso Atlántico, en Santa María de Oia.
Presoterapias o ultratones para combatir la celulitis, envolvimientos de algas y de aceites esenciales, reflexología, masajes con aromaterapia, duchas ciclópeas, drenajes linfáticos, masajes neurosedantes, envolvimientos de algas en Chormother… constituyen un sinfín de técnicas en aras de salud, bienestar y belleza integral, muchas de ellas compartidas por varios establecimientos.

Sensaciones muy especiales se obtienen con la chocoterapia (envolvimientos en chocolate) –Gran Hotel Talaso Sanxenxo, Hotel Galatea Spa (Sanxenxo), Hotel Mar Atlátnico (San Vicente do Mar, O Grove)–. Y con el hidromasaje con jalea real, los baños de oro y los masajes de piedras calientes del Gran Hotel Talaso Sanxenxo; los envolvimientos en uva morada y baños de leche y de pétalos de rosas, del Galatea, o la vinoterapia y los tratamientos con miel de acacia del Hotel Augusta (Sanxenxo), el mayor SPA de Galicia. Junto a estas exquisiteces, programas de nombres tan sugerentes como “Cleopatra Belleza” o “Sueños de Asia” –éste con masaje tailandés– se ofrecen en el Hotel Spa Carlos I, en Sanxenxo.

Reseñables son también los programas de piernas cansadas –con correcciones posturales y cinta andadora–, de lesiones musculares –a base de fangos de parafina y ejercicios terapéuticos personalizados– y de adelgazamiento del Hotel Talaso Louxo de A Toxa.

En esta isla, el mayor centro lúdico-termal de Galicia por la concentración en ella de tres establecimientos dedicados al turismo de salud, el Gran Hotel Hesperia La Toja y el Hotel Balneario Hesperia Isla de La Toja se singularizan por el aprovechamiento de las propiedades de las sales minerales de sus aguas termales, base de toda la gama de productos que utilizan en sus tratamientos de bienestar y belleza.

En suma, una oferta dirigida al turismo de salud que estaría incompleta sin la tradición de los balnearios de Acuña y Davila (Caldas de Reis), Baños de Brea (Vila de Cruces), las Termas de Cuntis y el Hotel-Balneario de Caldelas de Tui, que, adaptados a las necesidades y la demanda actual, gozan también de programas antiestrés, respiratorios (curas antitabaco incluidas) y reumatológicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 0 comentarios

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.