San Andrés de Teixido: leyendas, ritos, naturaleza… y una nota discordante

Estampa de San Andrés de Teixido, a media ladera en la Sierra de A Capelada, con la “Pedra da Barca” en el mar.
“A San Andrés de Teixido vai de morto quen non foi de vivo”, dice la creencia popular en Galicia. Así que antes de hacerlo como alma en pena convertida en reptil, mi consejo es que vayáis de vivos. Os sorprenderéis con cuantas leyendas y elementos mágicos rodean al inconfundible santuario de estilo gótico marinero y disfrutaréis de la naturaleza por la Sierra de A Capelada.
Estos montes, donde pacen tranquilos los caballos salvajes y las vacas, se levantan sobre el Océano Atlántico formando espectaculares acantilados. Los más altos son  los de Vixía de Herbeira, que con sus 613 m. sobre el nivel del mar, se codean en belleza y espectacularidad con los afamados Horneler (Noruega, 860 metros) o Croaghaun (Irlanda, 680 metros).

Acantilados de Vixía de Herbeira.
Vacas en la Sierra de A Capelada.
Pero lo que fundamentalmente atrae a los turistas a estos parajes es el santuario de San Andrés de Teixido. Ya existía en el siglo XII, aunque la actual construcción data de 1785, y en él se mezclan el culto cristiano a San Andrés con ritos paganos y tradiciones precristianas, como esa creencia de que los reptiles y otro tipo de bicherío que andan por el camino son almas en peregrinación que no merecerán el descanso hasta que no hayan visitado el santuario.
Esa es una de las leyendas gallegas más extendidas, y otra es la que explica que el santuario se levantó en el lugar donde encalló la barca de San Andrés (así se llama un peñasco con forma de barca invertida frente a la costa), y Dios para contentarle por tener que quedarse en un lugar tan apartado le prometió que todos los mortales habrían de visitarle, si no de vivos, de muertos.
Santuario de San Andrés de Teixido.
Observo que los turistas llegan hasta aquí con la lección bien aprendida y cumplen con los rituales de beber de los tres caños de la Fuente del Santo, hacer las promesas a San Andrés y pedirle favores. Por su parte, los lugareños, en sus tiendas y puestos de souvenirs a las puertas de sus casas, se encargan de mantener vivos los iconos de San Andrés de Teixido, regalando ramilletes de la “herba de namorar” (hierba de enamorar), propicia para el erotismo y la fertilidad, y vendiendo los singulares amuletos de vivos colores llamados “sanandreses” que ellos mismos fabrican con miga de pan endurecida al horno.
Le compro a María Ángeles un manojito de sus figuras de miga de pan, y me lo entrega por cuatro euros con un papelito con su significado: la flor me acompañará en el amor; la mano pedirá por el buen hacer en los estudios; gracias a la sardina, nunca me faltará el alimento, y la barca me protegerá en los viajes; la escalera me ayudará a mejorar en el trabajo y los negocios; la figura de San Andrés me dará buena salud y amistad; y la corona del santo y la paloma, símbolo de la paz, me traerán suerte en general.
“Sanandresiños”.
Y ya con los deberes hechos –aunque no bebo de la Fuente do Santo porque hay una pintada en blanco que dice “no potable” y que el resto del mundo ignora–, me invade cierta decepción y me pongo crítica: no puedo con el feísmo.
Cierto que el santuario se encuentra perfectamente conservado, con el suelo exterior empedrado, igual que la escalinata que lleva a la Fuente do Santo; y los alrededores de la fuente son un verdín cuidado, con árboles y algunos bancos. En fin, lo normal  cuando se pretende poner un entorno en valor y, desde luego, lo que cualquiera espera de un lugar de la importancia y la fama de San Andrés de Teixido.
Fuente del Santo o de los Tres Caños.
Y cierto también que hay algunas casas arregladas, con el tipo de fachada encalada del santuario, pero el conjunto dista mucho de ser armónico. Como ejemplo, al lado mismo del santuario hay un galpón en ladrillo visto y tejado de uralita convertido en tienda de souvenirs. Y por los verdes prados de los alrededores, aparecen galpones de ladrillo o de bloques a la vista y alguna vieja bañera abandonada.
Ese desinterés por mejorar la estética del pueblo llama todavía más la atención cuando se ven otras iniciativas tendentes a mejorar el turismo, como el parking construido a la entrada del pueblo con al menos una docena de plazas de autobuses, que demuestra, al menos, una preocupación por adaptarse a la afluencia de público que recibe en determinados momentos. 
Una perspectiva del pueblo desde la carretera general.
Entiendo que las labores del campo de la escasa población de la aldea requieren, por ejemplo, galpones para almacenar aperos y distinta maquinaria, gallineros o pequeños corrales, y que esas construcciones tengan que permitirse, pero con ciertos criterios.
Porque, si sus muchos valores hacen de San Andrés de Teixido un importante y concurrido destino turístico, si el turismo es riqueza para este pueblo, para todo el municipio de Cedeira al que pertenece y para toda Galicia, en general, ¿no es exigible que se fomente y se instaure de una vez por todas un urbanismo respetuoso con el entorno, que realce sus valores naturales, paisajísticos y monumentales?
En fin, que yo fui de viva a San Andrés de Teixido, ¿y vosotros? ¿Qué impresión os causó?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 6 comentarios

  1. Avatar fernandno dice:

    Ferrol
    La Xunta pintará fachadas en San Andrés de Teixido
    La Axencia Turismo de Galicia financia mejoras en casas del entorno del santuario por un importe de 77.500 euros
    Ana F. Cuba
    cedeira / la voz 06 de julio de 2013 05:00
    4 votos

    La Axencia Turismo de Galicia, dependiente de la Xunta, anuncia la contratación de trabajos de mejora de fachadas del entorno del santuario de San Andrés de Teixido. La obra se ha adjudicado a la empresa Prace, S.A., por el procedimiento negociado sin publicidad, con un presupuesto de 77.527,93 euros (más el correspondiente IVA), por debajo de la cifra inicial de licitación. La firma adjudicataria acometerá labores de acondicionamiento de frontispicios en las inmediaciones de la capilla.

    A finales del año 2011, el alcalde de Cedeira, el popular Leopoldo Rubido, presentó un proyecto en la Dirección Xeral de Turismo (hoy integrada en la agencia que dirige María Nava Castro) con el objetivo de «eliminar el feísmo» de las viviendas de este pueblo y convertirlo en «ejemplo de la arquitectura tradicional gallega».

    La inversión prevista rondaba los 300.000 euros, que se dedicarían a restaurar las fachadas de viviendas y bares del entorno del santuario con piedra, siguiendo el estilo de la propia ermita. Con esta actuación pretendían «dar unidad estética a toda la zona», retirando los elementos discordantes: plásticos, uralitas y otro tipo de materiales empleados en algunas edificaciones de esta población.

    «Un primer paso»

    La intervención aprobada finalmente por el Gobierno gallego se limitará al pintado de las fachadas, «un primer paso», recalcó ayer el portavoz del gobierno local, Luis Rubido. «Nuestra intención era hacer mejoras en la carpintería exterior, en los tejados… pero la situación económica no lo permite», reconoció. Cara al futuro esperan poder completar esta actuación.

  2. Bienvenido, Casqueiro.
    Posiblemente no sea el mejor momento para pedir inversiones de cara al adecentamiento del pueblo, es cierto, pero en fin… Afortunadamente, como tú señalas, la belleza paisajística, la amabilidad de la gente y esos percebes que hasta me parece verlos humear suponen una experiencia inolvidable.
    Gracias por tus palabras y por dejar tu opinión, y un saludo.

  3. Avatar casqueiro dice:

    Me habían recomendado ir y el pasado septiembre fui con unos amigos. No salia de mi sorpresa al ver los magníficos paisajes que nos iban conduciendo hasta el pueblo. Para nuestra fortuna no había ningún autobús de turistas con lo que vimos el pueblo a nuestras anchas. Probamos unos exquisitos percebes cocidos en el momento y fuimos atendidos afablemente por el matrimonio propietario del establecimiento. En cuanto a tu pregunta te comento que fue una cosa que también me llamó la atención, así como el deterioro evidente de bastantes casas. Me imagino que la crisis llega también a estos idílicos lugares. ¿Quizas con un programa de ordenacion urbana adecuado?. Gracias por el blog y su excelente contenido y desarrollo.

  4. Gracias a ti por tu estimulante comentario. Ojalá que volváis, sí…, y que podáis recorrer este pedazo de tierra y vivirla con intensidad. Saludos desde Galicia!!

  5. Avatar gmtrillo dice:

    Hola Vivo en rgentina estuvimos alli hace dos años…es un lugar mágico, tanto como as fragas do eume.. volveria mil veces a San Andrés de Teixido, siempre de vivo! Gracias por mantener vivo Galicia a los que estamos tan lonxe.

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.